Retargeting: Una poderosa herramienta para aumentar tus ventas

Seguramente la mayoría de las personas ya tienen una idea de que es el Retargeting, aquí te daremos una definición más completa, que a simple vista parece fácil, pero es necesario saber cómo aplicarlo para mantenerte en la mente de tu audiencia y atraer esos clientes potenciales.

¿Qué es el retargeting?

Es una técnica de marketing digital que consiste en publicidad constante de tu marca hacia los usuarios que han interactuado contigo.

Esto significa que anteriormente han visitado tu sitio web o haz clic en algún correo electrónico.

¿Para qué sirve el retargeting?

Esta herramienta nos permite intentar recuperar al 98% de los usuarios que visitan un sitio web y se van sin realizar una conversación o compra. Utilizamos la palabra «intentar» porque la dificultad de un buen retargeting reside en su capacidad para llegar al mayor porcentaje posible de todos esos usuarios. 

Aparte de esto, ¿qué más aporta el retargeting?

¿Cómo funciona?

Usualmente, es usado trabajando con las famosas cookies, ¿Qué son las cookies?

Una cookie es una pequeña información enviada por un sitio web y almacenada en el navegador del usuario, de manera que el sitio web puede consultar la actividad previa del usuario.

¿Qué son las listas de retargeting?

Las listas o cookie pools acumulan las cookies en función del comportamiento, lo cual nos sirve para segmentar a los clientes. Cuando alguien visite nuestra web entrará por defecto la lista, lo cual nos ayudará a lanzar anuncios más efectivos.

Algunos ejemplos de listas de retargeting:

¿Qué tipos de retargeting existen?

Cuando visitamos un sitio web, este pone una cookie en nuestro navegador y a partir de entonces empezaremos a ver anuncios de esa empresa por todos los confines de internet.

A menudo esta técnica es menospreciada por lo abusivos que resultan los anuncios cuando no paran de aparecer por todas partes. La razón de este acoso es que el anunciante no está usando el frequency capping que permite poner límite al número de impactos por usuario y día.

Se trata de una variante del modelo anterio. Cuando el volumen de productos es muy grande, podemos automatizar la creación de anuncios para impactar a cada cliente con el producto que le haya interesado. 

Este depende directamente de las cookies introducidas por el Site Retargeting. La única diferencia es que en vez de mostrar anuncios en redes convencionales, lo hará en Facebook o en Twitter.

Un estupendo sistema para mejorar la conversión de las newsletters, campañas de email marketing y ofertas. Existe un número de gente que abre nuestro correo, se interesa por él pero no tiene tiempo de leerlo. Recordárselo más tarde puede ser una buena opción. 

Se trata de un servicio más avanzado y que sólo pueden ofrecer algunas grandes plataformas de retargeting. Consiste en comparar listas de email de tu propiedad con enormes cookie pools disponibles por la plataforma. 

Consiste en enviar publicidad a usuarios en función de sus búsquedas (palabras clave). Esto significa que incluso podemos estar robándole clientes a la competencia que atrajo la atención del usuario, el cual nunca entró en nuestro sitio al buscar en Google.

¿Cuál sería el costo de esta estrategia?

Esta pregunta se la hacen todas las personas, ¿cuanto sale? El retargeting tiene la ventaja de que su costo es totalmente escalable, osea que mientras más usuarios tengamos, más dinero costará, pero mayor será también el volumen de conversiones.

Esto quiere decir que si nuestro retorno de la inversión (ROI) es superior al 100% sólo ganaremos dinero y el retargeting crecerá con nosotros. Además muchas empresas están encontrando rentabilidades del 300% con retargeting, por lo que invierten en él todo lo que pueden.

Como ocurre con la mayoría de los costes en marketing digital, los proveedores de servicios de retargeting nos pueden cobrar de 3 maneras:

  1. CPM (coste por mil). Coste por mil impresiones de los anuncios. Esto sólo lo hacen las plataformas de retargeting tipo «auto-servicio», que están orientadas principalmente a agencias o especialistas. 
  2. CPC (coste por click). Es el sistema de pago que usa Google con su Remarketing Adwords. Es bastante opaco de cara al anunciante pero fácil de entender y limitar. 
  3. CPA (coste por acción) o CPL (coste por lead). Aquí el que menos riesgo asume es el anunciante, que paga un coste previamente acordado por cada venta o lead, por lo que siempre será rentable.

Creado por: Michella Rivero

Account Manager en DataIdea Consulting |

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *